¿Qué hacen los hoteles con las cosas olvidadas en las habitaciones?

Aunque no lo crea, mucha gente que se hospeda en los hoteles termina abandonando en las habitaciones mucha chatarra tecnológica, incluyendo cables, monitores, teléfonos, cargadores, incluso computadoras. Los dejan olvidados y, cuando se suman la cantidad de habitaciones disponibles en todo el territorio argentino, el volumen es cuantioso.

Por eso se acaba de firmar un acuerdo entre la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina y la Asociación Civil Basura Cero, que involucra a las instalaciones turísticas tanto de Buenos Aires como de las zonas urbanas colaterales.

Esa asociación civil funciona en el barrio de Villa Lugano, y se especializa en la recuperación y el reciclaje tanto de productos tecnológicos que ya no se usan como de desperdicios tecnológicos.

Allí grupos de personas trabajan a diario con la clasificación de todo lo recolectado, y algunos de los productos encontrados, si están en buen estado, se colocan en una tienda electrónica

a precios muy bajos.

Cuando se trata de las computadoras y sus equipos periféricos, como las cornetas, teclados, monitores, etc., los responsables los arreglan si tienen algún desperfecto y los entregan en donación a entes y organizaciones de la comunidad.

El 18 de octubre, Día de la Protección de la Naturaleza, tanto la organización hotelera como la asociación civil ya tienen planificado una jornada de recolección en todo el sistema hotelero y de hospedaje para recolectar la basura tecnológica.

Hay que recordar que muchos de estos desechos, mal clasificados, pueden convertirse en un problema de salud pública. De esta manera, se ordena el proceso de descartado, se aprovechan los materiales valiosos, se apoya a personas que requieren una razón de vida, e incluso se da respuesta a requerimientos de organizaciones e instituciones comunitarias.

El olvido de los usuarios ahora, con este convenio, generará condiciones positivas desde el sistema turístico para los sectores más humildes de la población bonaerense.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *