No solo turismo por bellezas naturales

No a todos los mochileros les gusta la aventura donde la adrenalina está en el itinerario diario. Hay muchos turistas de a pie que enloquecen por la historia y la cultura preservada en los museos.

Para ese tipo de viajeros, la ciudad de Mendoza, en el centro oeste de Argentina, constituye un verdadero plato gourmet.

Mendoza es una ciudad con mucha tradición. Fue fundada para convertirse en el punto de descanso en la travesía colonial entre Mar del Plata y Santiago de Chile. Por lo tanto, es una urbe cosmopolita desde su origen. Alemanes, españoles, hebreos, árabes, muchos italianos y franceses, son las colonias que la escogieron como asiento y hogar.

De clima seco y calles arboladas, es una ciudad turística y universitaria. Comenzó con 25 manzanas, perfectamente cuadradas. La amalgama cultural, la riqueza artística, y las discusiones

filosóficas allí gestadas, la llevó a convertirse en una de las principales ciudades del país.

Vale recordar que Charles Darwin, el hombre que colocó la palabra evolución en todos los libros de biología, se alojó en Mendoza. Por ello, hay varios museo de Ciencias Naturales y Antropológicas: El Juan Cornelio Moyano, el José Lorcas y el de Domingo Faustino Sarmiento.

También hay algunos dedicados a la historia local como el del Área Fundacional y el del Pasado Cuyano. El Histórico General San Martín y el de Los Gobernadores. También destaca El Memorial de la Bandera del Ejército de Los Andes.

Hay un Museo Popular Callejero y uno de La Educación de Mendoza. También están el Museo Municipal de Arte Moderno, el Espacio Contemporáneo de Arte y La Nave Cultural.

Definitivamente para todos los gustos hay opciones para conocer. Así como para los distintos tipos de mochileros hay hostels con piscina como el Lao. El Hostel Confluencia, Casa Lucía, Quinta Rufino y el Malbec Plaza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *