Ushuaia, principio y final del mundo

Estar en el punto más distante del Sur del planeta es una experiencia incomparable. Se trata de Ushuaia, una bahía que se encuentra en la denominada Tierra del Fuego, y aunque está del lado oeste de la cordillera de Los Andes, pertenece a Argentina y no a Chile.

Ushuaia está situada al frente del Canal de Beagle y todo el complejo de islas e islotes que integran esa tierra fueguina.

En los tiempos más calurosos está a 10°C, mientras que en los inviernos no baja de 1°C. Es lo que se denomina un clima oceánico frío. Tiene numerosos riachuelos cristalinos que descienden de las montañas por acción de las lluvias y derretimiento de las cumbres heladas. Además de lagunas muy hermosas, algunas de las cuales se congelan, y los visitantes las utilizan como una gran pista de patinaje, tal el es el caso de la Laguna del Diablo.

Originalmente fue hogar de recolectores y cazadores que llegaron allí caminando hace más de once mil años. Conformaron la comunidad Yagán y el nombre, Ushuaia viene de ellos, y significa bahía profunda.

Ushuaia tiene apenas 23 km² y menos de 60 mil habitantes, pero su simpatía y amabilidad son únicas. Hay acceso vía aérea por su aeropuerto internacional y también por dos grandes puertos marítimos donde recalan unos 400 cruceros turísticos al año.

Y para recibir a los visitantes está un hermoso hotel cinco estrellas, Las Hayas Resort Hotel, ubicado a tres kilómetros del puerto. En la parte de atrás están las montañas nevadas, donde se puede esquiar. Al frente está la ciudad y se ve toda la bahía. Hermosos paisajes que desde las bañeras de hidromasajes de las habitaciones de lujo, se pueden ver.

Además el complejo tiene baño turco, spa, pista de squash y hasta una biblioteca. Es el punto para hacer montañismo, manejar motos, caminatas con raquetas y hasta snow-surf o deslizarse en la nieve con motocicletas para ese propósito.