En Jujuy la diversión es todo el año

Hay lugares del planeta donde la diversión dura todo el año. Tal es el caso de la Provincia de Jujuy, situada en el borde del norte argentino, donde limita con Bolivia y Chile. Cuenta con más de 700 mil habitantes, tiene 16 departamentos y su forma es de un botín de suela ancha.

Es zona montañosa, con antiplanos, grandes quebradas, selvas y hermosos valles. Además es rica en historia y tradición, y se caracteriza por una intensa actividad cultural durante todo el año. Por eso, y por ser parte del NOA (noroeste argentino) junto con Tucumán, Salta, La Rioja, Catamarca y Santiago del Estero se convierte en punto referencial para el turismo extranjero durante gran parte del año, y para el turismo interno en noviembre, diciembre y enero, que son las vacaciones de verano.

Jujuy tiene una intensa actividad cultural y artística, maneja una red de pequeños museos y realiza muchas visitas guiadas organizadas por las autoridades departamentales. Eso la ha convertido en el destino de muchos mochileros, dispuestos a la aventura donde la naturaleza se funde con la cultura y la historia de su gente.

Para atender y recibir a los jóvenes con sus mochilas a cuesta, se cuenta con una red de hostales que permiten descansar, bañarse, conocer gente de distintos puntos del mundo, y pasear a pie o en bicicleta por parajes hermosos. Por ejemplo en Tilcara, en el centro de la provincia, cerca de la fortaleza de Tilcara y el Jardín Botánico de Altura hay hostales como El Apapacho, La Antigua Tilcara, La Puesta y Alta Montaña.

Cerca de la Quebrada de Humahuaca, están las hosterías Giramundo, La Antigua, El Sol e Inti Sayana. Mientras que en San Salvador de Jujuy, donde la riqueza arquitectónica se refleja en hermosas construcciones religiosas, se cuenta con la atención del Hostel D-Gira.