La devaluación como aliada del sector turismo

Aunque parezca increíble, los procesos de devaluación aumentan la demanda turística ya que convierte a los servicios locales en servicios con precios competitivos. Pero ese es un fenómeno con doble cara: Por un lado el turismo que sale del país tiende a disminuir por los altos costos del cambio, pero para el turismo que viene del extranjero, la atracción es mayor, porque pueden obtener mejores servicios, con menos dinero.

Tal es el caso de Brasil y Argentina. Una firma especializada española, al revisar la situación argentina, evaluó como calificación media global (con un 4.13 puntos sobre 5) la hotelería, restaurantes y demás sitios de recreación argentinos. Puntaje muy superior al del año pasado. Esto se debe a la decisión del gobierno de Macri de solicitar un rescate al Fondo Monetario Internacional.

El préstamo se ubicó en un total de 50 mil millones de dólares, más o menos el 10% del Producto Interno Bruto. La situación de pérdida constante del valor adquisitivo del peso, mermó las posibilidades de los argentinos de viajar al exterior en un 4%, según cifras de la Empresa Argentina de Navegación Aérea, deteniendo una curva positiva que tuvo 11 meses en permanente crecimiento.

En contraposición, los turistas europeos que han empezado a viajar para Argentina han aumentado considerablemente en cientos de miles más. El cambio es muy oportuno porque aumenta las posibilidades de darse más comodidades en su viaje. Los precios de los pasajes han descendido en un 45% para los visitantes internacionales, y las reservas en los hoteles argentinos aumentan considerablemente ya que las habitaciones son un 19% más económicas.

Lo mismo podría decirse de las rutas turísticas y la adquisición de bienes que conforman este mercado. Los meses de mayo y junio han mostrado fuertemente esta situación, y los promotores turísticos europeos están moviendo una mayor cuota de viajeros hacia Argentina.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *